ORDEN conjunta de 22 de febrero de 2001, de las consellerias de Medio Ambiente y Sanidad, por la que se aprueba el protocolo de limpieza y desinfección de los equipos de transferencia de masa de agua en corriente de aire con producción de aerosoles, para la prevención de la legionelosis.



Publicado en:  DOGV núm. 3948 de 27.02.2001
Número identificador:  2001/A1793
Referencia Base Datos:  0833/2001
 



ORDEN conjunta de 22 de febrero de 2001, de las consellerias de Medio Ambiente y Sanidad, por la que se aprueba el protocolo de limpieza y desinfección de los equipos de transferencia de masa de agua en corriente de aire con producción de aerosoles, para la prevención de la legionelosis. [2001/A1793]

El Decreto 173/2000, de 5 de diciembre, del Consell de la Generalitat Valenciana, por el que se establecen las condiciones higiénico-sanitarias que deben reunir los equipos de transferencia de masa de agua en corriente de aire con producción de aerosoles, para la prevención de la legionelosis, establece en su artículo 6, sobre desinfección y limpieza periódica de los circuitos, que todas las instalaciones de riesgo contempladas en la citada norma se someterán a una limpieza y desinfección general, dos veces al año como mínimo, preferentemente al comienzo de la primavera y del otoño, según el protocolo específico que se publicará al efecto, mediante una orden conjunta de las consellerias de Medio Ambiente y Sanidad.

Por ello, en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 35 de la Ley de Gobierno Valenciano,

ORDENAMOS

Artículo único

Se aprueba el protocolo de limpieza y desinfección que debe aplicarse a todas las instalaciones de riesgo contempladas en el Decreto 173/2000, de 5 de diciembre, del Consell de la Generalitat Valenciana, que figura como anexo de la presente orden.

DISPOSICIONES FINALES

Primera

Se autoriza a la Dirección General de Educación y Calidad Ambiental de la Conselleria de Medio Ambiente y a la Dirección General de Salud Pública de la Conselleria de Sanidad para que, conjuntamente, dicten las resoluciones e instrucciones que sean necesarias para el más exacto cumplimiento y desarrollo de la presente orden, y en especial, en el supuesto de que aparezcan nuevas técnicas de limpieza y desinfección que tengan reconocida eficacia para la prevención y erradicación de la bacteria legionela.

Segunda

Esta disposición entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana.

Valencia, 22 de febrero de 2001

El conseller de Medio Ambiente,

FERNANDO MODREGO CABALLERO

El conseller de Sanidad,

SERAFÍN CASTELLANO GÓMEZ

ANEXO

Protocolo de limpieza y desinfección general

1. Cloración del agua del sistema en el rango de concentración comprendido entre 30 y 50 ppm de cloro libre residual y adición de biodispersantes capaces de actuar sobre las biopelículas y anticorrosivos compatibles con el cloro y el biodispersante, en cantidad adecuada. Este nivel de cloro se deberá mantener durante tres horas mientras se está recirculando agua a través del sistema. Cada hora se analizará el cloro y se repondrán las cantidades perdidas.

1.1 Los ventiladores se deberán desconectar durante la circulación del agua y, si es posible, se cerrarán las aberturas de la torre para evitar salidas de aerosoles.

1.2 Los operarios llevarán las medidas de seguridad adecuadas, como filtros protectores, prendas impermeables y protecciones adecuadas al riesgo biológico y químico.

2. Pasadas las tres horas se adicionará tiosulfato sódico en cantidad suficiente para neutralizar el cloro y se procederá a su recirculación de igual forma que en el punto anterior.

3. Vaciar el sistema y aclarar.

4. Proceder a realizar el mantenimiento del dispositivo y a reparar todas las averías detectadas.

5. Asimismo se realizarán las siguientes operaciones:

5.1 Las piezas desmontadas serán limpiadas y desinfectadas. La desinfección, si se puede, se hará por inmersión en agua clorada a 20 ppm al menos durante 20 minutos.

5.2 Las piezas no desmontables se limpiarán y desinfectarán pulverizándolas con agua clorada a 20 ppm, dejando actuar al producto desinfectante durante al menos 20 minutos.

5.3 Los puntos de difícil acceso se limpiarán y desinfectarán con agua clorada a 20 ppm mediante pulverizador manual de boquilla larga a una presión de tres atmósferas.

5.4 En caso de que el equipo, por sus dimensiones o diseño no admita la pulverización, la limpieza y desinfección se realizará mediante nebulización eléctrica, utilizando un desinfectante adecuado para este fin.

Mientras se realizan las operaciones a que se refieren los apartados 1, 2 y 3, se cubrirán con film plástico las salidas de las torres para evitar las salidas de aerosoles.

6. Una vez que se haya realizado el mantenimiento mecánico del equipo, se procederá a su limpieza final. Se utilizará para ello agua a presión con detergentes, permaneciendo selladas las aberturas al exterior para evitar los aerosoles.

7. Tras un buen aclarado, se introduce en el flujo de agua una cantidad de cloro suficiente para alcanzar las 20 ppm, añadiendo anticorrosivos compatibles con el cloro, en cantidad adecuada. Con los ventiladores apagados se pondrá en funcionamiento el sistema de recirculación, controlándose cada 30 minutos los niveles de cloro y reponiendo la cantidad perdida. Esta recirculación se hará durante dos horas.

8. Pasadas las dos horas, que se adicione tiosulfato sódico en cantidad suficiente para neutralizar el cloro y se procederá a su recirculación de igual forma que en el punto anterior.

9. Vaciar el sistema, aclarar, rellenar el circuito y dosificar los aditivos químicos de mantenimiento.